Web
Analytics

Dolor Muscular por Ejercicio – 5 Pasos Para Aliviar Este Malestar

El ejercicio es muy importante para que lleves un estilo de vida saludable y activo, este te ayuda a mejorar el funcionamiento del corazón y los pulmones, además de fortalecer los huesos y especialmente el tejido muscular, sin embargo la actividad física puede causar dolor en los músculos. Es por esta razón que quiero hablarte en esta oportunidad todo con respecto a los dolor muscular por ejercicio para que tengas en cuenta lo más importante que consideres.

Generalmente después que realizamos alguna actividad física, como por ejemplo correr, caminar, entrenar en el gimnasio o jugar algún deporte comienza a doler nuestros músculos, ese dolor que empezamos a sentir luego nos dificulta continuar los días siguientes, este aparece porque cuando realizamos algunas actividades físicas como el ejercicio se liberan sustancias en el cuerpo.

Estas sustancias son las toxinas y el ácido láctico, las cuales se encuentran acumulada en nuestros músculos, generando una sensación que conocemos como dolor muscular después del ejercicio, por lo tanto se nos hace necesario tener un buen entrenamiento con la finalidad de evitar que suframos algún desgarre o tirón de articulaciones.

El dolor muscular por ejercicio puede comenzar luego de las 12 horas de haber realizado la actividad física, en algunos casos puede aparecer muy tardíamente dentro de las 48 y 72 horas, durante este proceso nuestros músculos  se están reparado y fortaleciendo, este dolor muscular por ejercicio lo podemos mejorar rápidamente y no dejar que se prolongue por varios días.

5 Pasos para Aliviar el Dolor Muscular por Ejercicios

dolores musculares por ejercicios

Como podemos ver el dolor muscular por ejercicio no es más que la expresión de una lesión que sufrimos en las fibras musculares como resultado de una buena jornada de ejercicios, estos pequeños desgarros le manifiestan a nuestro sistema inmunológico que libere glóbulos blancos para que repare estas lesiones.

En el proceso de liberación de los glóbulos blancos también se liberan sustancias químicas y enzimas las cuales son las causantes de ese dolor que sentimos, pero afortunadamente existen ciertos pasos que podemos seguir para aliviar el dolor muscular por ejercicios.

  • Aplica hielo

El hielo nos resultará muy beneficioso para empezar a reducir la inflamación en nuestros músculos adoloridos, por ellos debemos empezar a aplicar hielo en los primeras horas después de haber realizado los ejercicios, especialmente si la rutina fue dura o realizaste ejercicios nuevos, generalmente son en estos casos que podemos tener una cantidad significativa de dolor muscular.

De esta manera estarás aplicando el primer paso para reducir significativamente los dolores musculares, este tratamiento con hielo lo debes aplicar durante los dos primeros días, se recomienda de 20 a 30 minutos dos o tres veces al día, recuerda no aplicar el hielo directamente, puedes apoyarte con trapos o pedazos de telas para cubrir el hielo.

  • Emplea la recuperación activa

En este siguiente paso puedes seguir activo en medio del dolor muscular, eso sí, no estarás haciendo o realizando la misma actividad física que te ocasionó el dolor en primera instancia, en lugar de eso vas a recuperarte activamente permaneciendo de manera activa en una actividad física que sea de menor intensidad.

Una de las cosas que puedes hacer son las siguientes; por ejemplo si lo que te causó el dolor fue haber hecho un recorrido largo e intenso, entonces la recuperación activa de nuestros músculo será realizar una caminata ligera, esta actividad menos intensa te ayudará a aligerar el dolor muscular por ejercicio.

Otro ejemplo lo puedes tener cuando realizas una fuerte rutina de ejercicios de pecho, especialmente si usas pesos pesados, para estos casos se recomienda la realización de flexiones de brazos, pues aquí solamente estarás usando nuestro peso corporal para este ejercicio ayudando a tener una recuperación activa de varios músculos del cuerpo.

También puedes realizar caminatas livianas o ejercicios suaves, trata de no llevarte más de 30 minutos en ellos, con la recuperación activa estarás eliminando la dolencia y rigidez de nuestros músculos estimulando el flujo sanguíneo, brindando una mejor circulación sin que se requiera de un esfuerzo físico excesivo.

  • Toma tiempo para descansar

A parte de emplear la recuperación activa también debes tomare un tiempo para descansar, o por lo menos debes reposar o dejar de hacer ese ejercicio intenso que te causó el dolor muscular por un tiempo o hasta que te recuperes totalmente de dicho dolor.

Si tu caso se trata de perder peso, generalmente allí tienes que emplear rutinas de ejercicios físicos que pueden resultar fuerte debido a la misma condición de obesidad, te recomendamos que realices de 3 a 4 rutinas de alta intensidad semanalmente, pero para mantener la constancia puedes seguir realizando otros ejercicios suaves.

Esto mismo lo puedes aplicar si estas tratando de formar músculos los ejercicios suaves o de menor intensidad los puedes realizar en un intervalo de 50 a 90 minutos, como lo veas conveniente y puedas realizar.

  • Emplea los masajes

Los masajes nos serán de gran ayuda para reducir el dolor muscular por ejercicio, ellos ayudan a relajar las tensión de los músculos adoloridos, con la ayuda de una persona o de tu pareja pídele que te aplique unos masajes en los músculos donde presentas el dolor, estos masajes te lo recomendamos que lo apliques durante 20 minutos por lo menos.

Para que los masajes sean muy eficientes en la reducción del dolor muscular por ejercicio te será necesario que lo apliques inmediatamente después que hayas hecho rutinas de ejercicios fuertes, se puede combinar con la aplicación de hielo.

  • Aplica también el calor

Sí, el calor también te ayudará a aliviar el dolor muscular por ejercicio, con el estarás llevando mucha más sangre hacia el área donde sientes el dolor, lo que traerá como consecuencia la aceleración de la recuperación.

Con el calor además relajaras tus músculos eliminando la rigidez, este lo puedes aplicar alrededor de 10 minutos, puede ser fácilmente aplícalo a través de una ducha caliente o también usando bolsas de calor, bañera caliente o sauna, se puede combinar con los masajes y la aplicación de hielo para mejores resultados.

Siguiendo estos sencillos pasos estarás disminuyendo el dolor muscular por ejercicio, este aunque es necesario para nuestra recuperación muscular lo podemos evitar de una manera prolongada, nada nos cuesta intentarlo.