Web
Analytics

Ejercicios para Curar el Nervio Ciático ¡Aplicalos!

Si quieres saber cuáles son los ejercicios para curar el nervio ciático que puedes realizar, déjanos decirte que estas en el mejor lugar de todos. Debido a que en el presente post te daremos a conocer todo lo necesario para que de esta forma puedas curar correctamente el nervio ciático.

Por lo genera este tipo de dolores comienzan a aparecer después de los 40 años de edad, ya que a este punto es que todos los estragos que has realizado durante toda tu vida. Pero no hay problema con eso, porque aquí te facilitaremos la solución para tu problema, de una forma rápida y sencilla.

Ejercicios para curar el nervio ciático

Ejercicios para curar el nervio ciático

Seguramente lo último que quieres hacer al momento de padecer algún tipo de enfermedad en el nervio ciático es ejercitarte, pero esto no es así. Al instante de ejercitar tu cuerpo le estarás dando paso a la sangre para que realice su recorrido con mayor facilidad curando de esta forma al nervio.

Ejercicios para curar el nervio ciático

Comúnmente se recomienda tener mucha constancia al momento de realizar este tipo de ejercicios, ya que de nada vale emplearlos por 1 día y pasar 3 sin hacerlo. Siendo esta la razón por la que te recomendamos que realices un horario, para que de esta forma no comentas este error.

Para hacerte esta difícil tarea un poco más fácil, te facilitaremos una serie de ejercicios para curar el nervio ciático que son considerados muy eficaces, por lo que te aseguramos que te serán de mucho ayuda. Debes prestar la mayor atención posible, ya que de esto dependerán los resultados.

1. Tobillo al cuello

Al realizar este ejercicio obtendrás como resultado el desarrollo de los músculos situados en el abdomen, piernas y espalda. Para que de esta forma puedas finiquitar esos dolores que el mal estado de nervio ciático te ha provocado. Además podrás mejorar tu presión cardíaca.

Otra de las razones por la que este ejercicios para curar el nervio ciático es muy bueno, se debe a que mejora la flexibilidad de tus piernas y de dicho nervio. Siendo esta la razón por la que al momento de realizar actividades físicas no estarás en riesgo de presentar algún problema en él.

Si quieres obtener buenos resultados a través de este ejercicio, debes realizarlo correctamente. Por ende te hacemos un llamado de atención, en los siguientes párrafos te enseñaremos a ejecutarlos de la forma apropiada y así puedas curar el nervio ciático de forma rápida y sencilla.

  • Colócate en una postura recta.
  • Toma tu tobillo con la mano derecha.
  • Ayúdate a través de esta para que lo eleves poco a poco.
  • Cuando el tobillo este a la altura de la rodilla, flexiona la rodilla.
  • Endereza nuevamente la rodilla y álzala lo más alto posible.
  • Una vez que el tobillo llegue a la altura del cuello o lo más cercano posible, quédate en esa posición por un par de segundos.
  • Repite este procedimiento con la otra pierna.
  • Debes hacerlo hasta que los dolores disminuyan lo más posible.

2. El cruzado de piernas

Tal vez no sea un ejercicio para curar el nervio ciático muy conocido, pero esto no le resta ni un poco a su nivel de eficacia. La finalidad de este ejercicio es eliminar toda la densidad que se ubica en tus músculos, para que de esta forma puedas tener mayor movilidad y menos problemas.

Es muy fácil realizarlo. Debes abrir tus piernas un poco, luego las cruzas hacia adelante y la abras nuevamente, para después cruzarlas hacia atrás. Es necesario que realices esto muchas veces, para que de esta forma puedas obtener buenos resultados.

Antes de realizar este ejercicio se recomienda estar muy relajado, ya que es un poco agotador y en la mayoría de los casos produce un poco de dolor al comienzo. Además si haces esto, te aseguramos que los resultados serán muchos mejores, debido a que la sangre fluirá mejor.

Lo mejor de este ejercicio es que es mue sencillo, por lo que te da la oportunidad de realizarlo en cualquier lugar y momento. Por otro lado también tiene la capacidad de mejorar tu rendimiento físico, ya que tendrás más resistencia y podrás evitar posibles enfermedades cardíaca.

3. Talones al abductor

Por lo general para emplear este tipo de ejercicios, la enfermedad que presentes en el nervio ciático, no debes estar muy desarrollada. A través de este ejercicio lograras mejorar la circulación sanguínea en todos los músculos de tus extremidades inferiores.

Comúnmente es normal que te cause un poco de dolor en los tobillos, talones y rodillas al momento de empezar a hacerlo. Por lo general este ejercicio se realiza en un lugar tranquilo, para que de esa forma la presión sanguínea sea correcta y el nervio ciático no se contraiga.

  • Colócate de espada a la pared
  • Mantén el equilibrio.
  • Si es necesario apóyate en la pared.
  • Con una mano toma el tobillo de tu pierna.
  • Álzalo hasta la altura de la rodilla y observa si ves que hay una contracción en el musculo tibial.
  • Luego suelta por completo el tobillo.
  • Trata de levantarlo y con el talón entrar en contacto con el abductor.
  • Si es posible has un poco de presión si notas un poco de dolor.
  • Quédate en esa posición por un par de minutos.
  • Repite esto con la otra pierna.
  • Realiza el ejercicio cuantas veces sea necesario, no pares hasta que el dolor desaparezca.

Una buena salud es algo indispensable para poder disfrutar de tu vida, es por ello que siempre debes estar al pendiente del estado en que se encuentre tu cuerpo. Por otro lado si ya estas padeciendo una enfermedad como es tu caso, debes poner manos a la obra lo más rápido posible.

Es vital que tu nervio ciático este lo más sano posible, ya que de lo contrario pues perder la virtud de manejo sensorial de ambas piernas.